Un lugar con historia y prehistoria Imprimir

Debido a que formaban parte del Patrimonio de la Corona, los Montes Sierra de Urbasa y Sierra de Andia han mantenido un régimen de singularidad jurídica según el cual, en estos territorios todos los navarros han tenido, desde tiempo inmemorial, derecho a llevar a pastar sus ganados, hacer chozas y apriscos para sus pastores y rebaños y también al disfrute de leñas y maderas para sus necesidades básicas.

Cuando dejaron de ser territorios de realengo las sierras pasaron a formar parte de los antiguos Montes del Estado. En el año 1987, los montes Sierra de Urbasa y Sierra de Andia fueron transferidos mediante el Real Decreto 334/1987 de 27 de febrero, a la Comunidad Foral de Navarra, junto a otros dominios.

En la actualidad el Plan Rector de Uso y Gestión de Urbasa y Andía reconoce los derechos tradicionales que, sobre este territorio, ostentan tanto el conjunto de los navarros como las entidades locales que conforman el Valle de la Burunda y la Comunidad de Aranatz. El ejercicio de dichos derechos tradicionales se realizará de acuerdo con las determinaciones que se indican en el mismo así como al procedimiento que se establezca por la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra.