Descripción Imprimir

NACEDERO DEL UREDERRA (RN-14)

El Decreto Foral 230/1998, lo define como un circo modelado por el agua, situado en el reborde sur de la cresta meridional de la sierra de Urbasa. Este paraje sobresaliente de la Sierra auna en una geomorfología de gran singularidad y belleza paisajística ecosistemas diversos y bien conservados.

Las calizas y dolomías paleocenas forman un frente de cornisa de reborde aéreo que reposa sobre materiales margosos impermeables del cretácico superior. En el contacto litológico se sitúa una de las más importantes surgencias del extenso acuífero cautivo de Urbasa. La erosión remontante de las aguas ha modelado un renombrado paraje geológico donde se asienta la Reserva Natural.

Dentro del espacio protegido existe una gran biodiversidad botánica y faunística debido a la riqueza de ambientes ecológicos que se generan a lo largo del cantil con sus gleras y laderas boscosas y en la zona de surgencias y torrenteras.

La variedad arbórea se hace especialmente evidente durante el otoño, cuando el contraste cromático de las hojas permite identificar en un espacio reducido tilos, robles, serbales, arces, haya, fresno, olmo de montaña, temblón, sauces, avellano, espino, tejo, boj y enebro como especies más destacables. La flora arbustiva y herbácea es muy variada y de especial interés botánico por la presencia de plantas raras como la parásita Lathraea squamaria. La comunidad vegetal más extendida en el área es el hayedo, incluible en los de tipo calcícola y xerófilo, distribuidos por el piso montano cantábrico, denominados Epipactido helleborines-Fagetum.

La fauna de carnívoros presente en el entorno de la Reserva Natural está compuesta por la fuina o garduña (Martes foina), gato montés (Felis sylvestris), entre las especies más singulares. No faltan el tejón y el jabalí. En los cortados anida el alimoche (Neophron percnopterus) y en el bosque el gavilán (Accipiter nissus). El mirlo acuático explora los rápidos y orillas musgosas en busca de insectos. Abundan los paseriformes en el bosque con especies como carbonero garrapinos (Parus ater), herrerillo capuchino (Parus cristatus), carbonero común (Parus major) y herrerillo común (Parus caeruleus).